La carretera aporta 4,2 veces más de lo que se invierte en ella

La carretera aporta 4,2 veces más de lo que se invierte en ella

Un estudio de la Universidad Politécnica de Madrid revela que el transporte por carretera ya internaliza sus costes externos

La carretera aportó, a través de la correspondiente carga impositiva, más de 22.000 millones de euros a lo largo del año 2012, una cantidad que supone una cifra 4,2 veces mayor que lo que este modo recibió en inversiones, una situación completamente opuesta a la que se produce en el caso del ferrocarril, donde se compagina una inversión muy elevada con una aportación negativa.

Se trata de una de las principales conclusiones del estudio “Balance económico, fiscal, social, medioambiental del sector del transporte de mercancías en España”, elaborado por la Universidad Politécnica de Madrid y presentado el pasado 19 de noviembre en Madrid por la Fundación Francisco Corell. Pero es que además la evolución en el citado ratio entre aportación e inversión no beneficia precisamente a la carretera, ya que en 2005 la cantidad aportada superó en 2,5 veces las inversiones recibidas.

“Leer Más”

Para mantener la atención en la carretera

  • Los sistemas HUD permiten consultar información sin descuidar el control del tráfico
  • Están empezando a extenderse y pueden ser de proyección directa o indirecta
  • De origen militar, resultan especialmente prácticos para utilizar el navegador

Cada segundo de atención resulta vital. De la misma forma que los volantes multifunción, con mandos integrados, permiten cambiar la emisora de radio o llamar por teléfono sin tener que apartar la vista de la carretera, los nuevos sistemas HUD o de proyección de datos sobre el parabrisas llevan el concepto a una dimensión más completa. Y es que hacen posible, por ejemplo, consultar los mapas e indicaciones del navegador sin tener que desviar la mirada del tráfico. Con automóviles cada vez más avanzados, el conductor ha de gestionar una cantidad de información que crece en progresión geométrica, y la mejor forma de consultarla sin riesgos es hacerlo leyéndola sobre la propia carretera. A 120 km/h, basta mirar un segundo a la consola central para que el coche recorra 33 metros sin que el conductor tenga el control absoluto.

“Leer Más”